Diferencias entre un trastero y un guardamuebles

diferencias entre un trastero y un guardamuebles

Diferencias entre un trastero y un guardamuebles

Pueden parecer lo mismo, pero no lo son. Son varias las diferencias entre un trastero y un guardamuebles que los convierten en dos alternativas muy distintas. Cada una de ellas, contará con sus pros y sus contras o sus objetivos definidos. Este post va precisamente a tratar de aclarar cualquier duda que pudieras tener. ¡Comenzamos!

En principio, tanto trasteros como guardamuebles son espacios destinados al almacenamiento de toda clase de mobiliario, pertenencias y objetos. En ese sentido, podría decirse que sirven para exactamente lo mismo, pero no es el caso.

Como puedes entender, no es lo mismo necesitar un espacio de almacenaje permanente que otro provisional para realizar un traslado o una mudanza. ¿En qué casos necesitas una u otra opción?

Una de las principales diferencias entre un trastero y un guardamuebles es el tiempo de utilización. Si va a ser un periodo corto, lo más adecuado será apostar por el guardamuebles. En cambio, si buscas un espacio permanente, el trastero es la solución a tus deseos.

Algo parecido ocurre con la accesibilidad. En los guardamuebles solo puedes acceder avisando con algo de antelación, llamando y teniendo una cita previa. En cambio, en un trastero, el cliente tiene su propia llave y libertad de acceder cuando lo desee.

¿Y qué hay de la seguridad? ¿Qué diferencias entre un trastero y un guardamuebles observamos? Los guardamuebles son espacios bajo vigilancia, que puede ser con personal propio o a través de circuitos cerrados de televisión. En el caso de los trasteros, la seguridad vendrá por la cerradura de acceso en cada puerta.

En cuarto lugar, nos gustaría centrarnos en el inventario. Los guardamuebles obligan al cliente a realizar uno con todo lo que se va a guardar en su interior. Esto no ocurre, sin embargo, en los trasteros, donde cada cliente puede almacenar todo aquello que desee con la única limitación del propio espacio contratado.

La última de las diferencias entre un trastero y un guardamuebles es el cuidado y la protección. En los guardamuebles, existen servicios de embalaje y protección, mientras que en los trasteros, el cuidado y la protección corren por tu propia cuenta.